LA INNOVACIÓN TECNOLÓGICA EN OFTALMOLOGÍA PERMITE DIAGNÓSTICOS MÁS PRECISOS Y MEJORA LOS RESULTADOS QUIRÚRGICOS

  • Este Encuentro se enmarca en la III European MedTech Week, cuyo objetivo es difundir el valor de la tecnología sanitaria y mostrar la capacidad innovadora del sector en beneficio de los pacientes, de los profesionales y del sistema sanitario.
  • El empleo de la tecnología sanitaria reduce la tasa de infecciones y el riesgo de complicaciones asistenciales además de disminuir el tiempo de ingreso hospitalario y el número de días por baja laboral.
  • Los pacientes oftalmológicos reclaman mayor protección en el ámbito laboral, así como el reconocimiento de su discapacidad.
  • Los expertos advierten sobre la falta de renovación y sobre la necesidad de un adecuado mantenimiento de los equipos tecnológicos en Oftalmología.

Videonoticia del encuentro: pinchar aquí

En nuestro país alrededor de un millón de personas padece algún tipo de discapacidad visual debido a enfermedades retinianas como la degeneración macular asociada a la edad (DMAE), la retinopatía diabética o la alta miopía. Además, alrededor de 70.000 españoles padecen ceguera legal. “Gracias a la innovación tecnológica en Oftalmología disponemos de métodos diagnósticos más precisos y herramientas que han mejorado los resultados quirúrgicos de nuestros pacientes”. Así lo ha señalado la doctora Marta Figueroa, presidenta de la Fundación Retina Plus, durante el IV Encuentro de la Fundación Tecnología y salud  con los pacientes y las sociedades científicas: “La tecnología sanitaria y el paciente oftalmológico”, que la Fundación Tecnología y Salud ha organizado con el apoyo de la Fundación Retina Plus y Farpe-Fundaluce, coincidiendo con la celebración de 2017 como el Año de la Retina en España.

Este foro de debate, celebrado también en el marco de la III European MedTech Week, tiene como objetivo difundir el valor de la tecnología sanitaria y mostrar la capacidad innovadora del sector en beneficio de los pacientes, de los profesionales y del sistema sanitario. En este espacio de diálogo se han compartido los problemas, dificultades, retos y oportunidades a los que se enfrenta el paciente oftalmológico en la actualidad, contando con la participación de representantes de todos los agentes implicados: del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de la Fundación Retina Plus, de la Asociación Retina Madrid y Fundación Retina España; y de la Federación de Asociaciones de Retinosis Pigmentaria de España.

Beneficios de la tecnología sanitaria

En el transcurso del Encuentro ha quedado patente el esfuerzo que realiza el sector de la tecnología sanitaria para desarrollar tecnologías innovadoras que mejoren la salud y calidad de vida del paciente oftalmológico. Según Margarita Alfonsel, secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud, “la innovación desarrollada por las empresas de tecnología sanitaria ha traído consigo una revolución en el campo de la Oftalmología que ha redundado en una mejor práctica clínica y en un importante avance frente a patologías oculares. Pero aún debemos dar respuesta a problemas como las enfermedades degenerativas de la visión, así como promover avances en el campo de la neuroprotección además de asumir retos como la medicina regenerativa ocular que parece ser el camino de un futuro no muy lejano”.

Los expertos apuntan que las últimas investigaciones en Oftalmología se centran en la cirugía refractiva y de catarata, además del abordaje quirúrgico del glaucoma. En opinión de Xavier Puig, responsable médico de Alcon España y Portugal, “en los próximos años, se esperan avances en los láseres de femtosegundo para la cirugía de cataratas y  corrección de defectos refractivos. También esperamos innovaciones en el campo del diseño y de los materiales de lentes intraoculares, así como en los equipos que permitan una cirugía más segura y eficiente tanto en retina como en polo anterior”.

Además de disminuir el tiempo de los ingresos hospitalarios y el número de días de las bajas laborales, el empleo de la tecnología reduce la tasa de infecciones y el riesgo de complicaciones asistenciales. En este sentido, la doctora Figueroa recuerda que “la introducción de nuevos equipos es esencial de cara al manejo del paciente con enfermedades de la retina. Por desgracia, en la actualidad su renovación no es la idónea ya que un alto porcentaje de los mismos tiene una antigüedad superior a los cinco años”.

La innovación tecnológica en Oftalmología avanza para desarrollar productos y soluciones innovadoras. Según explica esta experta “actualmente son numerosas las áreas en desarrollo: sistemas de imagen más rápidos y precisos; láseres menos lesivos; instrumental quirúrgico más pequeño y seguro; sistemas de cirugía 3D de gran resolución y utilidad docente; e incluso ojos biónicos, que permiten volver a ver a pacientes con enfermedades de la retina externa como la retinitis pigmentosa”.

Distrofias retinianas hereditarias

Las distrofias retinianas (DR) son enfermedades poco frecuentes, degenerativas y hereditarias, que generalmente afectan a ambos ojos y que son crónicas e incapacitantes. Según explica Rosa Coco Martín, profesora de Oftalmología Aplicada (IOBA) de la Universidad de Valladolid, “actualmente no existe un tratamiento para estas enfermedades, sin embargo, las terapias avanzadas (terapia génica, terapia celular y visión artificial) nos presentan un futuro esperanzador. Además, las medidas de ayuda de baja visión y la rehabilitación visual pueden ser muy útiles de cara a mejorar la calidad de vida de estos pacientes”.

En el marco de esta jornada la subdirectora general de Calidad y Cohesión del Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad, Paloma Casado Durández,  ha presentado la Guía de Práctica Clínica de las Distrofias Hereditarias de la Retina, un manual que reúne las mejores recomendaciones  que pueden dar soporte a las decisiones clínicas con el objetivo de mejorar la atención que se presta al paciente oftalmológico. En opinión de Jesusa Izquierdo, paciente de DHR(distrofias hereditarias de la retina), “el objetivo de este documento es proporcionar a todos los oftalmólogos la información necesaria para que dispongan de criterios uniformes que mejoren la atención de estos pacientes, dado que las enfermedades distróficas de la retina son enfermedades raras, por tanto aún muy desconocidas tanto para pacientes como para profesionales”.

El papel de las asociaciones de pacientes

Los representantes de las asociacionesde pacientes coincidieron en destacar el importante papel que juegan en el día a día de los afectados. José María Regodón Cercas, presidente de la Asociación Retina Madrid y la Fundación Retina España, explicó que “los pacientes encuentran orientación psicológica, ayuda mutua entre los asociados, así como información sobre las últimas investigaciones y avances relacionados con su enfermedad”.

Regodón añadió que las nuevas tecnologías brindan alternativas funcionales que complementan y mejoran la autonomía personal de estos pacientes. Así, ordenadores, tablets, o teléfonos móviles, “son indudablemente de gran ayuda para las personas afectadas por baja visión ya que gracias a ellos pueden ampliar imágenes, leer con sistemas de voz textos de muy diversos tipos y, mediante los dictáfonos, se pueden comunicar y responder cuando las circunstancias lo requieren”.

En lo referente al entorno económico-laboral, los pacientes demandan a la Administración un marco normativo que les ampare en el entorno laboral, en el que dada su incapacidad, se mueven en desventaja. Para Germán López Fuentes, presidente de FARPE-FUNDALUCE, “el impacto de la crisis económica de los últimos años ha hecho que las valoraciones de las minusvalías sean más restrictivas, dejando a muchas personas fuera del sistema de prestaciones. Por ello, nuestras demandas a la Administración van orientadas al reconocimiento de la discapacidad, que en muchas ocasiones no llega a los mínimos, debido a la falta de una valoración real centrada en actividades diarias de la persona”.

Las conclusiones de esta jornada se recogerán en un documento que siente las bases del compromiso del sector de la tecnología sanitaria con los pacientes oftalmológicos y que sirva de guía para su actuación en este ámbito.