La cifra global de facturas pendientes de cobro (FPC) de las Comunidades Autónomas con las compañías de Tecnología Sanitaria a cierre de 2018 se sitúa en 923 millones de euros, lo que supone un incremento del 12,70% respecto al cierre del ejercicio anterior. 

Según reflejan los datos del Observatorio de Deuda de la Federación, el 82,4% de las facturas pendientes de cobro corresponden al ejercicio 2018 y el 17,6% restante al de 2017 y anteriores. 

Por otro lado, el periodo medio de pago se ha mantenido de 2018 en relación a 2017 (86 días). Por regiones, Cantabria es la región con un plazo medio de pago superior a los 250 días (263). Entre los 120 y los 180 días se encuentran Murcia, con 176 días, Valencia, con 157 días, y Baleares, con 137 días. 

Por su parte, Extremadura, Castilla-La Mancha, Canarias, Madrid, Cataluña, Asturias, Aragón, Andalucía y La Rioja se sitúan entre los 60 y los 120 días. 

El periodo medio de pago del resto de los Gobiernos regionales - País Vasco, Galicia, Ceuta y Melilla, Castilla y León y Navarra- están por debajo de los 60 días.