Fenin informa a la población sobre los tipos de mascarillas y su correcta utilización para contribuir a garantizar la protección frente al COVID-19

Fenin informa a la población sobre los tipos de mascarillas y su correcta utilización para contribuir a garantizar la protección frente al COVID-19

La Federación Española de Empresas de Tecnología Sanitaria, Fenin, bajo la iniciativa #TecnologíaparaVivir, ha elaborado nuevos materiales divulgativos, gráficos y de fácil comprensión, cuyo objetivo es ofrecer información rigurosa a la población sobre la tecnología sanitaria esencial en la lucha contra el COVID-19. 

En esta ocasión y con el fin de favorecer un uso adecuado de los materiales de protección, la Federación ha difundido dos nuevas infografías. La primera de ellas sobre los tipos de mascarillas y los niveles de protección que ofrecen, y la segunda centrada en las pautas que deben seguirse para su correcta utilización. Con esta iniciativa, Fenin quiere dar respuesta al incremento del interés de la población por este tipo de tecnología y ser una fuente de información fiable.

De manera sencilla, Fenin explica los diferentes tipos de mascarillas, que pueden ser clasificadas en tres grandes categorías: higiénicasquirúrgicas y autofiltrantes (estas últimas consideradas Equipos de Protección Individual). La importancia de distinguir entre los diferentes tipos radica en que cada uno de ellos otorga un nivel distinto de protección.

Por un lado, están las mascarillas higiénicas que ya sean desechables o reutilizables, no son consideradas productos sanitarios y no han sido diseñadas para proteger frente al virus, aunque sí limitan su propagación. También lo hacen las mascarillas clasificadas como quirúrgicas, que pueden ser del tipo 1, para personas que no están enfermas, 2 y 2R, que presentan cierta resistencia salpicaduras como estornudos o sangre.

Por último, está la tercera categoría compuesta por las EPI o mascarillas autofiltrantes, que se dividen en FFP1, sin válvula de exhalación y con filtración mínima, que no protegen a quien las lleva, pero sí evitan contagios; FFP2 sin válvula, que protegen a la persona que las utiliza y limitan la propagación del virus; y FFP2 y FFP3 con válvula de exhalación, que protegen a quien las lleva, pero no limitan la propagación.

¿SABES UTILIZARLAS CORRECTAMENTE?

Seguir unas pautas concretas durante la manipulación y el uso de las mascarillas es también esencial para que estas cumplan con su función protectora y, de este modo, no generar una falsa sensación de protección. Tal y como muestra la infografía elaborada por Fenin sobre su correcto uso, hay que lavarse las manos con jabón o bien con un gel hidroalcohólico antes de utilizarlas, y a la hora de colocarlas, es necesario tocar únicamente las cintas, así como comprobar que cubren la barbilla.

En el momento de retirarlas, también hay que hacerlo por las cintas, evitando tocar la parte frontal y lavarse las manos. Tras su uso, en caso de que la mascarilla sea desechable, hay que introducirla en una bolsa estanca, tirarla a la basura y volver a lavarse las manos. Y en caso de que sea reutilizable, el lavado y secado deberá hacerse siguiendo estrictamente  las instrucciones del fabricante. 

Esta campaña de información y divulgación se suma al plan de acción que Fenin está llevando a cabo desde el inicio de la crisis para acelerar la fabricación, importación y distribución de productos sanitarioscon el fin de dar respuesta a las necesidades de nuestro sistema sanitario (+info).

Contenidos relacionados